El Espíritu Santo: su poder y su gracia

El Espíritu Santo: su poder y su gracia

“Y todos fueron llenos del Espíritu Santo. Y con gran poder les daban testimonio de la resurrección de Jesús y abundante gracia era sobre todos ellos”.  (Hechos 4:31)

La llenura del Espíritu Santo nos da gran poder y abundante gracia. Los primeros discípulos necesitaron del poder y de la gracia de Dios para cumplir el llamado para sus vidas y ministerios. Hoy, como iglesia del Señor, necesitamos con urgencia que el Espíritu de Dios nos llene con su poder y con su gracia para que otros puedan conocer a Jesús y su incomparable amor.

Como mujeres necesitamos el poder y la gracia del Espíritu para poder ser mejores esposas, mejores madres, mejores amigas, mejores hermanas, mejores hijas. Con la ayuda del Espíritu se hace posible vivir con un carácter maduro, con un testimonio de prudencia y sabiduría, con un corazón de siervas, con palabras que siempre edifiquen, con disposición para perdonar siempre y todo, con un espíritu gozoso y lleno de esperanza y con una actitud permanente de paciencia y humildad. El Espíritu nos ha sido dado y puesto a nuestro lado para ayudarnos a cumplir los propósitos de Dios.  El Espíritu, por su poder, cambia nuestra debilidad en fortaleza y cambia nuestra autosuficiencia en dependencia de su gracia y de su favor. El Espíritu nos lleva a vivir vidas llenas de seguridad, plenitud y gozo en el Señor.

Oración
Padre, perdónanos por no buscar la llenura de tu Espíritu y perdernos de tu grandioso poder y tu abundante gracia. Perdónanos porque muchas veces nos hemos apoyado en nuestras propias fuerzas, o hemos buscado el favor de los hombres antes que el tuyo. Padre, perdónanos porque muchas veces hemos menospreciado tu Espíritu, por tanto, te hemos menospreciado a ti.

Que este estudio del Espíritu Santo, desde el libro de Hechos, nos permita entender que la llenura del Espíritu está disponible para cada una de nosotras y que, si estamos llenas del Espíritu, estaremos llenas de su poder y de su gracia.

¡Tener la llenura del Espíritu es tener el poder de Dios a nuestro favor!
¡Tener la llenura del Espíritu  es tener la gracia de Dios a nuestro favor!

Llamado
Decidamos hoy ser mujeres llenas del poder y de la gracia de Dios, decidámonos hoy por una vida en la plenitud del Espíritu. Que en cada uno de nuestros roles podamos ser mujeres fortalecidas y renovadas con su poder y llenas de su gracia para bendición de  todos los que nos rodean.

¿En qué áreas de tu vida hoy necesitas ver el poder del Espíritu?  ¿En qué situación específica necesitas que la gracia del Espíritu esté delante de ti?

Clama al Señor por la plenitud de su Espíritu en ti.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.