Cuando la espera desespera
Entrada

Cuando la espera desespera

Son muchas las situaciones de la vida donde sentimos que estamos luchando contra grandes tormentas y a pesar de intensas oraciones y muchas lágrimas, no vemos llegar la respuesta anhelada y es entonces cuando la angustia, el cansancio y la impotencia se apoderan de nosotros. En tiempos así, aunque imperceptible para nosotras, la promesa de...

El síndrome de una vida ocupada
Entrada

El síndrome de una vida ocupada

Existe una epidemia mundial que nos ha alcanzado a nosotras como mujeres y se llama el síndrome de la vida ocupada, o, dicho de otra manera, la ocupomanía. Esta plaga tiene que ver con el estilo de vida desarrollado por amas de casa, madres, comerciantes, profesionales en el área de la salud o en cualquier...

Nuestro vestido sí importa
Entrada

Nuestro vestido sí importa

Medellín, la ciudad de la eterna primavera, uno de los mejores destinos turísticos de Sudamérica, no es conocida únicamente por sus bellos países o por ser la ciudad más innovadora, sino que en los últimos años se ha convertido en un referente de la moda internacional. El talento que los diseñadores paisas tienen con los...

¡Cuidado con la avaricia!
Entrada

¡Cuidado con la avaricia!

Hoy día, el modelo de bienestar que nos plantea la sociedad de consumo está basado en la acumulación y posesión de bienes.  Muchos tienen como objetivo principal de su vida el tener pertenencias y de esta manera, asegurar su paso por esta tierra. En contraste, no tener suficientes posesiones, lleva a la gente a vivir...

Hablar descuidadamente cuesta vidas
Entrada

Hablar descuidadamente cuesta vidas

Leyendo un artículo de una productora de cine colombiana cuyo padre fue asesinado, hecho lamentable que la inspiró para hacer una película, llamó mi atención cuando en una parte de la narración expresó su dolor de la siguiente manera: “me impresionaba mucho que, siendo hija del amor, de la buena educación y de principios del...

Pero… ¿por qué vuelvo a hacer lo mismo? La necedad en el corazón
Entrada

Pero… ¿por qué vuelvo a hacer lo mismo? La necedad en el corazón

Hace unos años me golpeé fuertemente el dedo pequeño de mi pie y terminó fracturado. En ese tiempo, el médico que me trató me dijo: Nunca camines desprotegida. Pasaron varios años, y varias veces mi dedo se volvió a lesionar. Hace seis meses se lesionó de tal manera que me tuvieron que quitar una articulación,...